Hermanas Hospitalarias organiza una formación para profesionales de la Red de Atención Integral para la Violencia de Género, de la Comunidad de Madrid

La Comisión de Mujer y Género (MyG) de la Línea de Rehabilitación Psicosocial (LRHP), de Hermanas Hospitalarias, organiza una jornada formativa enmarcada dentro del Plan formativo de la Área de Prevención y Actuación contra la Violencia de Género, dando así una respuesta a una petición de colaboración por parte de la Dirección General de Igualdad, de la Comunidad de Madrid.

La jornada, presentada por Noelia Landete Ramírez, Jefa de Área de Atención Integral a las Víctimas de violencia de género de la Comunidad de Madrid, fue un éxito de asistencia ya que contó con la participación de 150 profesionales de la Red de Violencia.

María Amores, psicóloga y coordinadora de la Comisión Mujer y Género, nos da más detalles sobre esta jornada que tuvo lugar el pasado 15 de febrero de 2024.

¿Cuál es el papel de la Comisión de MyG de la LRHP en esta formación?

Al igual que el resto de las jornadas que hemos desarrollado, el papel de la Comisión ha sido el de organizar el programa de la jornada, seleccionado los contenidos de la misma, así como a las ponentes:

  • Marga Rullas, psicóloga y directora del CRPS de San Fernando, que es una de las profesionales referente en esta área, tanto por su labor investigadora como docente
  • Elena Casado, profesora de sociología en la UCM y que ha realizado varias investigaciones sobre salud mental y género
  • Y yo misma, María Amores, experta en perspectiva y violencia de género (VDG) aplicada al TMG y participando en la coordinación, junto con Marga Rullas, del Grupo de Trabajo de Género de la Red.

Los contenidos se han centrado en exponer los datos, cuantitativos y cualitativos, con los que contamos sobre el nivel de prevalencia de violencia machista sufrida por las mujeres con un trastorno mental grave, además de cómo se manifiesta la violencia de género en las mujeres de nuestro colectivo y cómo podemos intervenir sobre ella.

¿Cuál es la principal finalidad de esta iniciativa?

Para nosotras supone un hito y un avance muy importante haber sido invitadas a realizar esta jornada. Supone transformar el rechazo, estigma y discriminación histórica que han sufrido las mujeres con un trastorno mental grave. Siempre hemos denunciado la discriminación que sufrían las mujeres de nuestros recursos, al ser excluidas de la Red de violencia por tener un diagnóstico psiquiátrico. Ese rechazo tenía que ver con el desconocimiento y/o invisibilidad de esta problemática, con el estigma hacia la problemática de salud mental, y con la falta de puntos de encuentro.

Tras muchos años de acciones de sensibilización, en foros de violencia de género, siento que por fin nuestro trabajo ha sido recompensado, y esto sin duda es un avance muy importante para las profesionales que llevamos tantos años luchando en esta área.

¿Qué beneficios aporta esta iniciativa?

El principal beneficio es que cese la discriminación, en el acceso a los recursos de las mujeres con un trastorno mental grave que son, además, víctimas de violencia de género. Pero es un beneficio bidireccional, porque también supone una mejora importante para nuestra propia red saber que podemos contar con otra red profesional, en este caso la Red de Atención Integral para la Violencia de Género, quienes son expertas en esta compleja problemática y nos pueden ayudar a detectar e intervenir mejor.

El beneficio sin duda es encontrarse y que se tiendan puentes, a nivel institucional, para crear una red de coordinación y colaboración, superando la desconexión que ha habido durante tanto tiempo.

Más centrado en tu ponencia ¿Cuáles son las principales claves de la intervención en violencia de género en mujeres con un trastorno mental grave? ¿Qué beneficios se pueden conseguir?

Las principales claves para entender cómo se manifiesta la violencia de género, cuando la mujer tiene además un trastorno mental grave, es que muchas de ellas no conscientes de este maltrato, por el hecho de ser mujeres, considerando que los abusos que pueden sufrir son todos por ser “una enferma mental”. Además, el maltratador no suele estar identificado como tal, ni siquiera por los profesionales y/o el entorno de la víctima que le asignan y validan el rol de cuidador.

Por último, un elemento clave y que mediatiza toda la violencia que sufren estas mujeres, tanto a nivel individual como por parte de las instituciones, es la falta de credibilidad en su relato.

Conocer estos aspectos tan concretos, pero a la vez tan generales, que llevamos constatando años y años en nuestra práctica diaria es clave para que esta realidad deje de ser invisible y, por lo tanto, deje de ser perpetuada por el sistema social y sanitario.

Para poder abordar la violencia, más que centrarnos en que la mujer la vea, que también, es clave que las personas que están a su alrededor la reconozcan.

¿Cómo y en qué está trabajando la comisión MyG en la actualidad?

Seguimos trabajando en el desarrollo e implantación de las acciones de sensibilización, que como acabamos de hablar, vemos que son tan importantes.

Ahora estamos con la mirada puesta en el 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, donde a diferencia de las reivindicaciones por el 25 de noviembre, más centradas en la lucha contra la violencia de género, en el 8M las reivindicaciones estarán más centradas en la igualdad de derechos civiles, en denunciar la brecha salarial, la discriminación en el acceso a los recursos, como sucede en nuestra propia Red donde se atiende a un 60% de hombres, frente a un 40% de mujeres, etc.

Muchas gracias y enhorabuena a toda la comisión por este estupendo trabajo.

Ayúdanos y comparte esta página