Cristina Polidura: “El sello EFQM +500 nos permite ser reconocidos dentro de las mejores compañías comprometidas con la calidad”

Cristina Polidura, directora gerente de la Clínica San Miguel-Línea de Rehabilitación Psicosocial, está feliz.

No es para menos tras haber recibido el sello de excelencia europeo EFQM +500, la máxima distinción comunitaria a la excelencia otorgada por el Club Excelencia en Gestión (CEG) y la European Foundation for Quality Management (EFQM). Para Polidura el reconocimiento es una muestra del “camino constante de mejora” de la Institución y un espaldarazo a uno de los ochos valores que guían el trabajo de Hermanas Hospitalarias: la calidad profesional.

¿Qué supone para la Clínica San Miguel-Línea de Rehabilitación Psicosocial haber obtenido el sello de excelencia europeo EFQM +500?

Supone todo un logro ya que el sello distingue a aquellas entidades que siguen una estrategia orientada hacia la excelencia, alcanzando los objetivos que nos fijamos gracias a la atención y el esfuerzo diario de nuestros 400 colaboradores.

En el caso de Clínica San Miguel-Línea de Rehabilitación Psicosocial se trata de un reconocimiento por la consecución de nuestros objetivos, que implican ofrecer la posibilidad de progresar en la recuperación y mejorar la calidad de vida de más de 1400 personas con trastorno mental grave; personas que tradicionalmente han sido excluidas y estigmatizadas, lo cual supone también dar visibilidad a sus necesidades y defender sus derechos.

Imagino que hay mucho trabajo detrás de la obtención de la máxima distinción europea en la materia. ¿Aumenta mucho la exigencia de excelencia entre este sello y el EFQM +400 con el que ya se contaba?

Si, el salto del EFQM +400 al +500 implica un camino constante de mejora en todos los procesos de la Institución, una mejora sustentada en la implicación con la misión institucional de atender a las personas con sufrimiento psíquico aunando ciencia y caridad, tal y como dice el fundador de Hermanas Hospitalarias San Benito Menni.

Con la obtención del EFQM +500 se pone de manifiesto, además, la participación en nuestro día a día de todos los grupos de interés implicados en nuestra actividad (como son usuarios, familias, Hermanas, voluntarios, financiadores, asociaciones de familiares, etc.).

¿Ha sido difícil su consecución?

Para alcanzar este sello hemos sido evaluados tanto interna como externamente siguiendo las directrices del modelo EFQM, un modelo que acredita el compromiso con la búsqueda constante de la excelencia en su modelo de gestión. La evaluación ha sido llevada a cabo por cuatro evaluadores externos que durante tres días se entrevistaron con más de 60 colaboradores.  Esto demuestra que la implicación no se queda solamente en los niveles de la dirección de la institución, sino que llega a todos y, por tanto, premia a todos.

 Solo 75 compañías en España cuentan con este reconocimiento. ¿Qué significa un dato como ese para la Clínica y para Hermanas Hospitalarias?

Estar y ser reconocidos dentro de las mejores compañías comprometidas con la calidad. Al final, la calidad profesional es uno de los ocho valores que, junto a la sensibilidad por los excluidos, el servicio a los enfermos y necesitados, la acogida liberadora, la salud integral, la humanidad de la atención, la ética y la conciencia histórica, guían el trabajo de Hermanas Hospitalarias. Ocho valores se sintetizan en uno solo: la hospitalidad.

Una vez conseguida la máxima distinción, ¿qué retos tiene la Clínica San Miguel-Línea de Rehabilitación Psicosocial para seguir mejorando en esos niveles de excelencia?

Queremos continuar con el compromiso con la excelencia, adaptarnos al nuevo modelo EFQM 2020 y mantener nuestro sistema de gestión excelente como un instrumento eficaz para que las personas con trastorno mental grave puedan continuar en su camino de recuperación e integración social.

Ayúdanos y comparte esta página